Algunas personas creen que el ácido hialurónico y el botox son lo mismo, por eso, en primer lugar queremos aclarar que ambos son diferentes y por supuesto, su forma de actuar también es totalmente distinta. 

Diferencias entre ácido hialurónico y botox

En primer lugar vamos a ver las composiciones de ambas sustancias. Mientras que el botox o toxina botulínica del tipo A se compone una proteína producida por la bacteria llamada Clostridium botulinum, el ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra naturalmente presente en el tejido conectivo del cuerpo humano que tiene la capacidad de retener agua y conseguir dar volumen e hidratar. Las dos sustancias son fabricadas sintéticamente en laboratorios especializados.

Ambas se utilizan para eliminar las arrugas, sin embargo, actúan de forma diferente. El botox se encarga de relajar o paralizar los músculos del paciente durante un tiempo determinado para eliminar las arrugas de expresión. Por otro lado, el ácido hialurónico es muy utilizado en cosmética porque al ser una sustancia que ya está presente en el cuerpo, no es rechazado. El ácido hialurónico es absorbido por los tejidos y se transforma en colágeno o elastina, proporcionando un mayor volumen, hidratación y jugosidad a la piel. Además, hay que resaltar que el efecto del ácido hialurónico sigue presente aún cuando ya ha sido absorbido por completo por el organismo, puesto que se ha convertido ya en otro tejido más del cuerpo.

¿Botox o ácido hialurónico?

En primer lugar, hay que dejar claro que ambos han de ser aplicados por un médico experto en estética. Los dos tratamientos son temporales, sus efectos no son permanentes, pero ambos pueden ser aplicados con moderación de forma continuada. La duración del botox es de 4 a 6 meses, mientras que la del ácido hialurónico dependerá de la absorción de la sustancia por parte del paciente, aunque sus resultados pueden durar hasta 18 meses.

En función de la situación del paciente se recomendará una opción y otra. Ambas son seguras si se aplican por un profesional, y tienen funciones específicas para combatir el envejecimiento. El botox está más indicado para aquellos casos en que las arrugar se forman al contraer los músculos, como en el entrecejo. El ácido hialurónico es muy efectivo rellenando arrugas y surcos, como el surco nasolabial, y también se utiliza para aumentar el volumen de labios, pómulos o mentón. 

Aunque ambas sustancias tengan como objetivo rejuvenecer el rostro, no son iguales. Cada una tiene una composición y una función específica. Lo importante es que quien vaya a realizarse un tratamiento ya sea con ácido hialurónico o con botox, ha de estar informado y ponerse en manos de un profesional de estética facial, que le aconsejará cuál será la opción más adecuada para su rostro.

 

¿Quieres rejuvenecer e hidratar tu rostro de forma natural? En Instituto Dental Lebrón, te ofrecemos atención personalizada y un excelente servicio de estética facial. Si tienes alguna duda, llámanos y pide cita en nuestra clínica estética en Sevilla. 

Formulario de contacto

13 + 15 =

Dirección, teléfono y horario

📌 Avenida de Kansas City 32B - 1ºA. 41007 Sevilla.

🕒 De lunes a viernes: De 8:30 a 13:30h. y de 17:00 a 20:00h

Facilito mis datos personales incorporados en este formulario, consintiendo expresamente el tratamiento de los mismos al Instituto Dental Lebrón en la finalidad y los términos descritos en la Política de Privacidad esta web, la cual he leído, entiendo y estoy informado/a de los derechos que puedo ejercitar (acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación del tratamiento, portabilidad) sobre dichos datos personales.

Diagnóstico Digital

Implantes dentales

Periodoncia

Odontología Conservadora

Ortodoncia

Prostodoncia y prótesis

Estética dental

Cirugía Bucal y Maxilofacial

English We speak English

Articulación Temporomandibular ATM

Odontología Deportiva

Estética Facial

Seguro Dental Instituto Dental Lebrón

german Wir sprechen Deutsch